Diez años de nuestra estrella | España consigue ante Chile la clasificación como primera de grupo

25 Jun 2020
España se impuso por 2-1 a la selección de Chile, ultima rival en la tercera jornada del Grupo H, en un encuentro menos apretado de lo que el marcador final pareció reflejar, y en el que David Villa y Andrés Iniesta apuntalaron con sus goles la victoria.

Último partido de la primera fase del Mundial. En juego está la primera posición del grupo. Chile y España se miden en el Luftus Versfeld Stadium de Pretoria, ante la atenta mirada de portugueses y brasileños, rivales en la siguiente ronda.

La alineación para este encuentro fue la formada por Iker Casillas, Sergio Ramos, Piqué, Puyol, Capdevila, Busquets, Xabi Alonso, Iniesta, Xavi, Villa y Torres. Javi Martínez y Cesc Fabregas fueron los dos cambios que Del Bosque realizó a lo largo del encuentro.

David Villa anotó el 1-0 para España tras una jugada de Xabi Alonso y Torres. Este gol dio un poco de tranquilidad al conjunto español que al inicio del encuentro se había visto empujado hacia su área por los hombres de Marcelo Bielsa. Chile había mostrado una buena estructura defensiva que trataba de dar alas a su línea de ataque, aunque la defensa española impidió que sus ocasiones se materializasen. 

Este tanto sosegó el juego de España que comenzó a crecer y de nuevo, una vez más, el centro del campo español se hizo cargo del balón. Apenas nueve minutos después llegaron un par de hechos decisivos. Por un lado, Andrés Iniesta consiguió el 2-0 y por otro, Marco Estrada fue expulsado por doble amonestación y Chile se quedaba con un jugador menos. España, con la diferencia de goles, siguió jugando a un gran ritmo, mientras que Chile acabó el primer tiempo sobrepasada por los dos goles en contra y la expulsión de Estrada. 

Tras la reanudación, Chile anotó muy rápido el 2-1 gracias a un tanto de Rodrigo Millar cuyo disparo rebotó en Piqué desviando su trayectoria y subiendo el tanto del chileno al marcador. El tanto no puso nerviosos a los españoles, aunque si ayudó a que Vicente del Bosque realizase el primer cambio, Cesc Fabregas entró, poco después, al terreno de juego para controlar más el centro del campo. 

Los minutos fueron pasando y España recuperó, si es que lo había perdido por algunos instantes, el dominio del juego y la posesión de la pelota. Más aún con el resultado del otro encuentro del grupo en el que Suiza y Honduras mantenían el marcador inicial, lo que suponía la eliminación de los helvéticos. 

 Los primeros minutos de Javi Martínez en un Mundial, que entró en el campo para sustituir a Xabi Alonso, que sufrió un fuerte golpe en el tobillo junto a alguna ocasión de los españoles fueron lo más destacado de este parte del encuentro. Andrés Iniesta fue considerado el mejor jugador del encuentro.

El partido finalizó con la victoria española y el primer puesto en el grupo H. Portugal, segunda de su grupo esperaba en octavos; Brasil pasaba a ser el rival de los chilenos e iba por el otro lado del cuadro. España volvía a estar en el grupo de los favoritos para el gran publico y la prensa internacional, del que habían caído entre otras Francia o Italia, ambas eliminadas en esta primera ronda del torneo, junto a otros equipos como Dinamarca, Camerún, Costa de Marfil, Serbia o los anfitriones: Sudáfrica. 

Cuatro días después, el 29 de junio, Ciudad del Cabo espera a la selección para un nuevo y decisivo partido. Las rondas de eliminatorias daban comienzo y ya no valdría tropezar.,