Fallece a los 87 años Antonio Puchades

Ciudad del Fútbol 24 Mayo 2013
El exjugador internacional de la Selección española y del Valencia CF, Antonio Puchades, ha fallecido a los 87 años de edad

Puchades (1925-2013) fue veintitrés veces internacional con la Selección española y jugó el Mundial de Brasil de 1950. En ese campeonato alcanzó su mayor éxito al ser elegido mejor volante izquierdo del torneo.

De aquella cita, Antonio Puchades conservaba vivos recuerdos: "Jugar un Mundial con tu Selección es lo máximo. Es lo que sueñan todos los jugadores. Yo ya soy muy mayor, pero eso siempre lo tendré ahí. Recuerdo aquel 6-1 que sufrimos contra Brasil ya en la liguilla final. Nos cogió y nos dio bien en Maracaná. Aquel estadio era una barbaridad. Ademir, Chico, Zizinho... nos hicieron polvo. Brasil era un gran equipo; el mejor del mundo, aunque, luego, Uruguay se hiciera con el título. Fue una suerte jugar contra ellos".

Incluso, tenía en su mente muchas anécdotas: "Yo fui uno más de los once titulares, entre los que aparecían Basora, Gonzalvo, Biosca, Segarra, Ramallets Por encima de todo, éramos un equipo, un gran grupo. En aquella época la Selección jugaba menos partidos que ahora. Viajamos a muchos sitios del extranjero y como éramos jóvenes y buenos amigos, lo pasábamos muy bien. Buena prueba del gran ambiente que existía en ese grupo es que, después del Mundial, algunos nos quedamos varias semanas más de vacaciones en Brasil".

Hay incluso dos libros que hablan sobre su figura y las anécdotas que lo rodean: "Antonio Puchades. El hombre y el mito" y "De cómo un suecano se convierte en leyenda. Las gestas de un futbolista valenciano y universal", escrito por Ángel Navarro.

Precisamente, Navarro comentó en 2001 al diario El País que "Puchades es un superdotado, una leyenda y un mito. Ha pasado a estar en el olimpo de los dioses, entre los inmortales', comenta el autor. 'Tiene tanto carisma y tanto duende que hubiese triunfado en cualquier actividad humana que se hubiese propuesto. Como futbolista, podía jugar de todo menos de portero. Llevaba el fútbol dentro".

Fue fichado muy joven por el Valencia CF del equipo de su localidad natal (Sueca). Tras apenas un año en el CD Mestalla debutó con el primer equipo con veintiun años durante la temporada 1946-1947. En aquella campaña solo disputó cuatro partidos que le sirvieron para madurar y para anotarse la única Liga de su palmarés. 

"Tonico", como era conocido, jugó unos 400 partidos con el Valencia, ganó esa Liga, dos Copas del Rey (en 1949 y 1954) y una Supercopa de España.

De él se cuentan muchas cosas. Como era idolatrado en su localidad, Sueca, o por ejemplo.

O que "su hermana le tiraba el equipaje para entrenarse por la ventana de casa para que sus padres no se enteraran de que iba a jugar a fútbol. Querían que se dedicara por entero a los estudios, y le reñían cuando llegaba a casa con las alpargatas rotas de pasarse las horas dándole patadas a un balón ... Su madre, además, le preparaba raciones de paella cuando viajaba con la selección española. Un manjar del que, cuentan, acababa comiendo medio equipo".

La capilla ardiente será instalada en el salón de plenos del Ayuntamiento suecano a partir de las 13.30 horas de hoy y su entierro tendrá lugar mañana a las cuatro de la tarde en la iglesia de la Mare de Déu de Sales.