Luis Enrique, presentado en su regreso como seleccionador: "Quiero devolver el respaldo y la confianza depositada en mí"

Ciudad del Fútbol 27 Nov 2019
Carmelo Rubio
El técnico asturiano ha comparecido este miércoles ante los medios de comunicación en el salón Luis Aragonés de la Ciudad del Fútbol: "Me siento fuerte e ilusionado, España es candidata a ganar la Eurocopa"

Declaración inicial: "Es un día muy especial para mí y mi familia porque vuelvo a casa a terminar un trabajo que comencé hace unos meses. Me veo obligado a dar más explicaciones de las que me gustaría. Soy una persona que huye de polémicas, pero ésta viene provocada por una persona con la que he trabajado durante los últimos años".
El único responsable que Robert Moreno no esté en mi staff soy yo, ni el presidente de la RFEF, ni el director deportivo.
El desencuentro con Robert Moreno sucede el 12 de septiembre, en una reunión que tengo con él en mi casa donde me confirmó que quería hacer la Eurocopa y luego ser segundo entrenador si yo quiero volver. No es algo que que pillase por sorpresa. Entiendo su posición, pero no la comprendo. Ser ambicioso no es algo negativo, pero según mis valores sí lo es la ambición desmedida y la deslealtad. Le dejé claro que nunca más sería miembro de mi staff.
Terminamos la reunión de una manera cordial y después llamé a cada uno de los miembros de mi staff.
Nunca he llamado a la RFEF ni he permitido que nadie llame en mi nombre. Todo cambia a finales de octubre en una reunión en Zaragoza, en la que recibí muestras de cariño y transmití que estaban desligados de cualquier compromiso previo. 
No me gusta la forma en la que han terminado las cosas, no me gusta ver sufrir a las personas. Los valores son muy importantes porque somos espejo para los más pequeños.
Luis Rubiales y José Francisco Molina han sido siempre leales y sinceros, también incluso cuando no han representado a la RFEF.
Estoy muy ilusionado, un poco más delgado gracias al deporte que es un instrumento fantástico. Necesitaba dar estas explicaciones por mí, por mi familia, por la RFEF y por los jugadores".

Acontecimientos: "No recordaré 2019 como un buen año y lo que quiero es devolver la confianza que han depositado en mí".

Versión: "Yo estaré en la próxima Eurocopa porque el presidente y el director deportivo de esta casa han decidido que lo sea. No hay otra manera de contarlo".

Robert Moreno: "En la vida las situaciones te van dando pie a conocer las personas. Es una manera de ver quién tiene unos valores y quién no. Yo no haría lo que él hizo".

Relación: "No tengo nada que reprochar en lo profesional a Robert Moreno. En lo personal, las palabras decían una cosa y los hechos otra".

Continuidad: "No hay nada que arreglar. La Selección se ha clasificado brillantemente, el staff seguirá siendo el mismo y sólo cambia la persona que tomará la última decisión. Tenemos un equipo muy bueno".

Sensaciones: "Estoy muy bien anímicamente. Esto para mí no es una presentación, sino una charla. Estoy muy contento. Conozco perfectamente este lugar".

Recuperación: "No hay un día exacto en el que decidí volver a los banquillos, pero muy rápidamente me di cuenta de que quería volver al fútbol, a competir, a demostrar a mi familia que la vida sigue".

Encuentro: "Les dije al presidente y al director deportivo que estaba dispuesto a volver a entrenar cuando nos reunimos".

Apoyo: "No me gustaría recordar la forma en que me tuve que ir. No estaba entonces en disposición de dar ningún consejo, pero siempre me he sentido respaldado por la RFEF".

"Luis Rubiales y José Francisco Molina han sido siempre leales y sinceros, también incluso cuando no han representado a la Real Federación Española de Fútbol".

Reto: "Es un orgullo muy grande poder representar a España en la Eurocopa. Como jugador estuve en una, en tres Mundiales, Juegos Olímpicos... ahora lo haré con un bagaje distinto. Representa mucho para mí porque es un reto muy atractivo".

Fase final: "Me ha gustado la Selección en lo que he visto. Robert Moreno ha estado labrado en nuestro staff y nosotros hemos aprendido de él. Intentaré que seamos mejores, pero eso dependerá del momento de los jugadores. Habrá cambios y será bueno. Me encantaría tener un once fijo pero no es el momento actual de la Selección. Cómo lleguen en forma a los dos últimos meses será determinante".

Optimismo: "Sí, creo que somos candidatos a ganar la Eurocopa. Somos una de las favoritas".

Contactos: "No he hablado con los capitanes. No soy mucho de hablar por teléfono con los jugadores, sólo he llamado a uno de ellos porque estaba lesionado y a otro por error: creía que llamaba a Jesús Casas y en realidad estaba marcando el número de Jesús Navas".

Desafío: "En competiciones como la Eurocopa, el margen de error es muy estrecho. Tenemos que jugar con eso, sumar cosas para que el factor suerte caiga de nuestro lado".

Ofertas: "No he llamado a la RFEF para ofrecerme, pero sí que me ha llamado algún club extranjero durante este tiempo".

Staff: "Segundo entrenador será Jesús Casas, que ya estuvo conmigo en el Barcelona. Rafel Pol sigue de preparador físico. Aitor Unzué será tercer entrenador y analista y sigue Joaquín Valdés como psicólogo".

Metodología: "Tenemos una manera de trabajar diferente a otros staff. Tomamos muchas decisiones juntos, aunque yo tenga la decisión final. Seguirá siendo igual".

Agradecimiento: "No quiero profundizar en unos meses que han sido muy desagradables para todo mi staff. Ha sido muy impactante las muestras de cariño, los minutos de silencio como el de la Roma, que es algo que nunca olvidaré ni yo ni mi familia. No hay nadie en mi staff que no quiera estar".

Pérdida: "Todos pensamos que nuestra familia es la mejor. Me respaldan, en la muerte hemos leído muchas cosas. Hay mucho tabú y mucho miedo cuando sabemos que todos perderemos a nuestros seres queridos. No hay una fórmula matemática: cada persona lo hace de una forma distinta y nosotros lo hemos hecho de una manera natural. Siento admiración por la entereza de los míos".  

Contrato: "Estoy encantado de firmar tres años con posibilidad de seguir si las cosas van bien. Si eso les da confianza y seguridad a los jugadores, por mí perfecto. Yo nunca seré un obstáculo y espero que aquí sea igual. El tiempo lo dirá".

Preparación: "La concentración va a ser seguro en España. En ningún sitio vamos a estar mejor que aquí. Hay tiempo, el día 30 tenemos el sorteo en Bucarest".

Prensa: "No he pensado en las entrevistas durante estos meses. Creo que seguiré igual, mejor tenerme en dosis pequeñas".

Dilema: "Pensé que aguantar con una persona que no era leal hasta la Eurocopa por no montar un lío, sería lo peor que podría hacerme. Yo no soy así y estoy orgulloso de mi decisión"·.

Jugadores: "Ya hubo un partido conmigo que no jugó De Gea. Lo que me interesa es que los tres porteros lleguen en las mejores condiciones. Respecto a Ansu Fati, claro que lo seguimos. Estamos atentos a todo jugador joven que pueda reforzar la Selección, pero hay un proceso formativo y de maduración que muy pocos futbolistas pueden saltarse".

Responsabilidad: "No me arrepiento de nada, pero no me siento orgulloso de ver sufrir a las personas. No me sentí bien cuando vi esa situación y parte de eso fue por mi culpa".

Capitán: "A Sergio Ramos nada le distrae. Es un jugador único, un real líder. Lo importante es que llegue a tope a la Eurocopa, para los Juegos habrá otros factores que determinen si puede estar".

Olmo: "A Dani lo conocemos muy bien. Ya entrenó con nosotros y va creciendo, me gusta mucho. Habrá un poco de todo respecto a las convocatorias".

De izquierda a derecha: Joaquín Valdés (psicólogo), Jesús Casas (segundo entrenador), Luis Rubiales (presidente de la RFEF), Luis Enrique (seleccionador), José Francisco Molina (director deportivo), Rafel Pol (preparador físico) y Aitor Unzué (tercer entrenador y analista).